monTse solÉ, fundadora.

Ningún soñador es pequeño y ningún sueño es demasiado grande” este es el consejo que me dio una buena amiga cuando, después de haber pasado toda mi vida adulta sobreviviendo a una carrera infernal y a 11 años de trabajo en grandes multinacionales, decidí tomar las riendas de mi vida, cuestionármelo todo y cambiar mi presente y mi futuro. Sentía que debía empezar a vivir acorde con mis valores, de forma alineada con lo que realmente es importante para mí. Por ello, después de unos meses muy duros, de una crisis conmigo misma impresionante y de un viaje a Bali que me cambió para siempre, decidí dar vida a mi proyecto:

Ombak Save the Mermaids.

Durante los casi 2 años en los que estuve en mi último trabajo tuve la oportunidad de aprender y conocer sobre la amenaza real que supone la cantidad indecente de residuos que por ser mal gestionados (o directamente no gestionados) terminan en nuestros océanos y mares siendo un peligro enorme para los ecosistemas que allí habitan. Esta experiencia despertó en mi un compromiso por el cual, no únicamente he cuestionado muchos de mis hábitos, sino que he querido ir más allá: con Ombak Save the the Mermaids puedo no solo evitar que un poquito más de plástico termine en el mar sino que además puedo contar el problema a más personas para que tomen conciencia y también puedan contribuir y puedo ayudar de forma activa a organizaciones que trabajan en minimizar el problema …

en la suma de pequeñas acciones están los grandes cambios 😊 

Durante el nacimiento de Ombak Save the Mermaids me he dado cuenta de que todas ( y cuando digo todas, es absolutamente todas) tenemos la fuerza suficiente para poder cambiar el mundo a través de pequeños gestos y grandes cambios en nuestras vidas y tenemos la delicadeza para hacerlo de forma bonita y llena de sentido. Esta es mi nueva filosofía, la que intento seguir cada día de mi nueva vida.

Ombak

 Significa OLA en Indonesio, porque para mi con Ombak Save the Mermaids nace una nueva ola de compromiso, valores, ilusión, ganas, pasión y valentía.

¿Pilláis esta ola conmigo?

Montse Solé.